Las Cámaras de Comercio se suman al no a la tasa turística en Andalucía

21 marzo 2024

El Consejo Andaluz de Cámaras advierte del impacto negativo en el futuro del sector y la pérdida de competitividad con esta medida recaudatoria que no revertirá en el turismo

El Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio acordó hoy sumarse a las peticiones de rechazo de la implantación de una tasa turística en Andalucía por parte del sector turístico empresarial por su afección a la marcha de la economía andaluza, en la que el turismo es uno de sus principales motores.

La red cameral andaluza considera que el establecimiento de esta tasa supondría una merma para el liderazgo y crecimiento de este sector, por lo que se convertiría en un elemento de disuasión para la llegada de turistas, condicionando el futuro del sector en un mercado turístico cada vez más competitivo, especialmente en los precios.

Las Cámaras de Andalucía sostienen que la puesta en marcha de este impuesto rompería la igualdad de condiciones y provocaría una competencia fiscal entre territorios, ya que hay territorios que no tienen establecida esta tasa. Además, cuestionan los hipotéticos beneficios de la medida ya que este tributo no tendrá un carácter finalista y, por tanto, no revertirá en la mejora de este sector fundamental en la economía andaluza. La ausencia de efectos positivos tiene su ejemplo más claro en la Comunidad Valenciana, también gobernada por el PP, que recientemente ha acordado suprimir esta tasa por su inutilidad al tener solo un afán recaudatorio.

Las Cámaras de Comercio argumentan que esta tasa no puede crearse como una fórmula para atender los problemas de financiación de los municipios, que serían las administraciones que recaudarían este impuesto, resaltando que los servicios municipales que prestan ya están sostenidos actualmente por los numerosos impuestos que ya sufraga tanto el sector turístico como el resto de empresas.

Asimismo, alertan del impacto en el IPC andaluz ya que la creación de esta tasa incrementaría los costes al trasladarse directamente a los precios de la oferta de alojamientos turísticos reglados, lo que incidiría en la inflación general de la comunidad y su afección se extendería así a todos los sectores económicos.

El Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio apela al diálogo con el sector empresarial para seguir trabajando desde la cooperación y el acuerdo, y no desde la imposición, en la toma de decisiones que afectan, como en este caso con una medida impositiva, a una actividad clave y estratégica para el desarrollo económico de la comunidad como es el turismo, rompiendo así una dinámica en Andalucía de rebajas fiscales para optar, por el contrario, por la creación de un nuevo impuesto que lastrará su actividad.

.

Imagen destacada